Taller de arte

La escultura es un arte singular,  a diferencia de la pintura o la literatura, ocupa un espacio real, a diferencia del teatro lo ocupa de manera permanente y  en cuanto esto sucede, se ve obligada a competir con árboles, rocas o elementos creados por el hombre: edificios, muebles etc.

Todos estos elementos, cumplen una labor específica, a diferencia de la escultura cuya sola finalidad  es su presencia y la energía que de ella debe emanar, comunicando a primera vista, de manera instantánea.

En esta época, tan marcada por las nuevas tecnologías, las antiguas técnicas plásticas conservan aun su plena vigencia, siendo vehículos para proyectar armonía y enfocando al espectador a reencontrarse consigo mismo con la sola meta de ser y estar.

La intención del taller de arte es compartir el gozo del esfuerzo en la jornada de nuestras vidas, hacer de este, una parte vital del proceso, crear sensaciones que recreen el arribo a nuestras metas, emociones con las cuales creamos caminos y  construimos cosas nuevas en nosotros mismos.